Con financiamiento estatal e independiente de la capacidad de pago: así quieren las y los jóvenes que se asegure la educación en la nueva Constitución